dijous, 14 de gener de 2010 | |

Vins de Galicia 2 Rias Baixas


D.O. Rias Baixas

Las cincos zonas de la D.O.

La D.O. Rías Baixas recibe el nombre de la zona en la que se encuentra emplazada: las rías gallegas situadas más al sur. Las tierras amparadas bajo esta D.O., de clima atlántico y suave, se dividen, a su vez, en cinco subzonas con ciertas características que las diferencian.
A pesar de la división de la denominación en estas cinco zonas, existe una característica común en sus viñedos, que no es sólo la masiva presencia de la variedad Albariño, sino también el carácter minifundista de Galicia, puesto de manifiesto en unas tierras de cultivo que con el paso de estos últimos años no son capaces de producir la cantidad de uva que demanda el mercado.
Así, en la D.O. Rías Baixas se reparten entre 5.059 viticultores una superficie de tan sólo 2.391 hectáreas.
Es curioso observar las viñas en estas parcelas ya que en muchas ocasiones éstas sólo ocupan los bordes de las parcelas, dedicando el centro de las mismas a otros cultivos. Sin embargo, y debido a los elevados precios que se pagan por las uvas, es cada vez más frecuente la plantación de parcelas completas. Al mismo tiempo, son muchas las bodegas elaboradoras que poseen plantaciones propias, la mayor parte con extensiones que oscilan entre las 10 y 20 ha., aunque algunas superan las 50 ha. Y hay también cosecheros que con una base territorial reducida, a veces 5 ha, e incluso menos, elaboran su propia marca de vino.Con estas cifras, igualmente se pone de manifiesto otro dato curioso, de las 161 bodegas inscritas en la D.O. con más de 200 marcas sólo 3 bodegas producen más de 500.000 litros anuales, mientras que son 115 las que producen menos de 50.000 litros.

Tipos de uvas

Según un documento que data de 1843 en la zona de la denominación se cultivaba, antes de la llegada de las plagas de Odilio, la variedad Albariño y la Treixadura como cepas blancas y la variedad Espadeiro y Caíño como cepas tintas. A finales del siglo XX, un estudio realizado demuestra que las variedades propias de la comarca han aumentado considerablemente. El Albariño es capaz de personalizar los vinos de las comarcas de la D.O Rías Baixas, aunque el Consejo Regulador ha seleccionado las siguientes variedades, reservándose el derecho de proponer nuevas variedades si se demostrara su calidad.

Variedades blancas

Albariño: Uva clásica de la DO de grano muy pequeño y muy dulce, autóctona de Galicia.
Loureira: Uva gallega de gran calidad muy aromática. Su aporte prudente a plurivarietales en base a albariño, permite la obtención de unos vinos de gran nivel y originalidad, como los de la comarca de O Rosal.
Treixadura: uva autóctona es una de las más aromáticas. Es la variedad principal en la DO Ribeiro.
Caiño Blanco: Muy escasa. Es la menos productiva de las variedades autóctonas. Produce vinos aromáticos de graduación alcohólica media, equilibrados en acidez.
Torrontés: produce vinos de poco cuerpo y buena acidez.
Godello: produce vinos de aroma a fruta madura

Subzonas de la D.O. Rias Baixas:

El Valle de Salnes, con 1.487 hectáreas, es la subzona de mayor superficie y se sitúa en la margen izquierda de la ría de Arousa, a nivel del mar. La práctica totalidad de sus viñas pertenecen a la variedad Albariño con una mínima presencia de la variedad Treixadura.

El Condado do Tea, con 545 hectáreas dedicadas al cultivo de vid en la montaña, se extienden en el margen derecho del río Miño. Principalmente se cultiva la variedad de uva Albariño, y sólo 3 hectáreas se dedican a otras variedades blancas.

Las 312 hectáreas de la subzona de O Rosal, junto a la desembocadura del Miño, se dedican principalmente al cultivo de Albariño y Loureiro en terrazas fluviales.

La subzona de Soutomaior, incorporada a la D.O en 1996, con 19 hectáreas, se halla situada en la ría de Vigo y en ella se produce uva de la variedad Albariño.

En Ribeira do Ulla, incorporada en mayo de 2000, con 46 hectáreas sitas a ambos márgenes del río Ulla, también, casi exclusivamente, se cultiva uva Albariño.

Características organolépticas o de cata

Los Blancos de la Denominación de Origen Rías Baixas son unos vinos secos, de aromas punzantes, florales e intensamente afrutados, con un retrogusto muy fino y prolongado.Los vinos monovarietales del tipo "Albariño" presentan un color amarillo-pajizo, brillante, con irisaciones doradas y verdes. En nariz poseen aromas florales y frutales finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y potente duración medio-larga. En boca son frescos y suaves, con suficiente cuerpo y grado alcohólico, acidez equilibrada, armoniosos y de amplios matices. Su retrogusto es placentero, elegante y completo.Los vinos de tipo "Rosal" y "Condado do Tea" están personalizados por llevar en su composición las variedades "Loureira" y "Treixadura", respectivamente. Son vinos de intensos aromas y ligera acidez, plenos en la boca, agradables y atractivos.